16 Nov 2015

El cocinar puede ser un acto de amor

 

cocina amor

El cocinar puede presentarse como una terrible faena. Pero si se acomete con cuidado, puede ser una de las actividades más terapéuticas que podemos realizar a diario. Cocinamos para mucho más que alimentarnos. Un  plato siempre incorpora un estado de ánimo, un mensaje o incluso una filosofía. Una sopa caliente nos reconforta el cuerpo y el espíritu, una comida especial nos trae a la memoria viejos recuerdos.

El proceso de preparar la comida es meditativo. Mientras picas la verdura, has de concentrarte en una sola cosa, en el ahora.  Podemos darnos cuenta de cómo las pequeñas cosas sencillas, como una fresca manzana o el queso fundido nos aportan un instante de felicidad.

Generalmente cocinamos para otros y este acto es  uno de los más simples aunque más profundos actos de amor. Nos recuerda quién nos importa realmente. El ritual de la comida nos reúne en torno a una mesa con la gente que queremos, marca los cambios de estación, nos lleva  a conspirar y compartir emociones, en definitiva,  nos ayuda a ordenar y alimentar nuestra vida, nuestra mente y nuestras relaciones.

Según los grandes cocineros, la cocina no sólo nos da sustento para el cuerpo, sino que como el buen arte o la buena música, nos alimenta el alma.

Más en esta categoría

barra-social

LOS MAS VISTOS EN REDES SOCIALES

the conran shop

ecoalf

Lo +leído en toda la historia

Videos Destacados

Este sitio usa cookies y tecnologías similares conforme a la nueva ley europea. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Mas información